La culata

Se puede hablar de una misma pieza y darle diferentes nombres, cabeza de motor, tapa cilindros, tapa del bloque de cilindros o culata, pero todas son la parte superior del motor, hace posible el cierre de las cámaras de combustión. Son hechas en aluminio o hierro fundido y se anexa al bloque del motor a través de tornillos y junta de culata, esta última sella ambos elementos para que sean capaces de soportar las altas temperaturas y no se fugue el líquido refrigerante y la compresión.

La culata parece una simple tapa pero es mucho más que eso, en ella se instalan diversos componentes que, de sufrir algún desgaste u holgura, podrían dañar la estructura por completo, es decir, que también se encarga de alojar piezas. Diferentes tipos de vehículos usan este elemento, puede variar en su forma, pero no en su función.

Piezas en la culata

  • Árbol de levas, en ocasiones los apoyos para este sí van montados por fuera.
  • Válvulas admisión y escape.
  • Orificios para las bujías o los inyectores, precámara de combustión en caso de ser un motor diésel.
  • Conductos de refrigeración, suelen ser dos, uno para que circule el agua del enfriamiento y otro para el aceite y su filtro.
  • Bielas, cigüeñal y pistones o tren alternativo, además de las conexiones para que se accionen los dispositivos, como las bombas de agua, combustible y aceite, con el rotar del cigüeñal.

 

Se detecta si está dañada cuando emite un sonido similar al ligero golpeteo en la cabeza, podría creer que son los busos o punterías, pero no. Cuando el motor se encuentra al nivel correcto de aceite, el sonido de los busos y punterías es también un golpeteo pero continuo, ligero y silencioso. Otra señal que indica una avería es el humo blanco en el escape, indica la presencia de agua durante el proceso de combustión, posiblemente a causa de una filtración o rotura en la culata.

Sustituir esta pieza es muy caro, porque no es solo el valor de esta, también por los componentes que deben ser reemplazados junto con ella, además de las horas de mano de obra que implica meterse con todo eso. Lo más recomendable es hacerse con una pieza de desguace, son de buena calidad y a precios, por mucho, más accesibles; sin contar con que tienen extensos catálogos. Visite tudesguace.com y podrá solucionar su problema desde cualquier lugar de España con unos cuantos clics.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *